Preguntas Frecuentes

¿Qué significa que me van a sedar?

Es un procedimiento médico que consiste en la administración de uno o varios medicamentos que producirán una disminución de su consciencia, con lo que el tratamiento dental al que va a ser sometido será mejor soportado. La American Society of Anesthesiologist (ASA) lo define como el estado de la consciencia que permite a los pacientes tolerar procedimientos poco placenteros mientras que se mantiene una adecuada función cardiopulmonar y la habilidad de responder de forma adecuada a órdenes verbales y/o a estímulos táctiles.
Existen diversos niveles de sedación:

  • Sedación ligera o mínima, ansiolisis: Es un estado inducido por fármacos en el cual el paciente responde normalmente a comandos verbales. Sin embargo la función cognitiva y la coordinación motora pueden estar atenuadas. La ventilación y la función cardiovascular permanecen inalteradas
  • Sedación Moderada: Es un estado de depresión de la consciencia inducido por fármacos en el cual el paciente responde adecuadamente a órdenes solas o acompañadas por leve estimulación táctil. No se requiere ningún tipo de intervención para mantener la permeabilidad de la vía aérea, la respiración es espontánea y la función cardiovascular usualmente se mantiene inalterada.
  • Sedación profunda: Estado controlado de depresión de la consciencia acompañado de pérdida parcial de los reflejos protectores de la vía aérea, incluyendo la capacidad para mantener la función respiratoria y responder ante estímulos físicos y/o comandos verbales

¿En qué consiste la sedación?

La sedación se puede realizar de diversas formas. Con una pastilla por vía oral, inhalando una mezcla de oxígeno y protóxido o administrando el fármaco por vía intravenosa. Cada una de ellas tiene sus indicaciones. La primera y segunda se utiliza en casos de grados de ansiedad leves y procedimientos de corta duración y no muy agresivos. La sedación intravenosa se emplea en pacientes con ansiedad importante o fobia al dentista y en procedimientos de mayor duración o agresividad.

Desde que Horacio Wells en 1844 demostró el poder analgésico de óxido nitroso en la extracción de un diente, el empleo de diversas técnicas y fármacos han evolucionado enormemente. Desde el apoyo psicológico con terapias conductuales, el uso de medicación ansiolítica por vía oral, hasta la realización de la técnica quirúrgica bajo sedación administrada por un Especialista en Anestesiología.

ANSIOLÍTICOS O SEDANTES POR VIA ORAL

Son medicamentos que se pueden administrar por vía oral la noche antes de la intervención y si el grado de ansiedad es importante entre media hora y una hora antes de la cirugía. El cirujano oral deberá administrar anestesia a la zona de la intervención para el control del dolor.

SEDACION INTRAVENOSA

Se realizaría en pacientes con un grado de ansiedad importante, pacientes fóbicos o cuando la técnica quirúrgica o su duración puedan influir negativamente en la situación del paciente. Esta será siempre realizada por un Médico Especialista en Anestesiología y Reanimación que controlará en todo momento el grado de sedación y las constantes vitales del paciente.

La sedación se iniciaría en su domicilio, con la pauta horas antes de la cirugía, de un ansiolítico vía oral. Ya en la clínica, se le instaurará una vía intravenosa, por la que se empezará a administrar medicamentos sedantes. Previamente se habría monitorizado al paciente: Electrocardiografía, Tensión Arterial Incruenta, Pulsioximetría y Monitor de Indice Biespectral (BIS).

El aporte de Oxígeno suplementario a través de unas “gafas nasales” se iniciará desde el comienzo de la sedación.

Una forma novedosa de administración de la sedación es por medio de la PCS (patient controlled sedation), con la misma filosofía que la PCA (patient controlled analgesia) pero con medicamentos sedantes. El paciente mediante una “pera o llave” se irá administrando de forma voluntaria la cantidad de sedación que piense que precisa, eso sí, siempre con el mismo grado de control que cuando es administrada por el Anestesiólogo.

El paciente por lo tanto estará continua y personalmente controlado por un Médico Anestesiólogo, apoyado por el aparataje más adecuado en cada caso.

Una vez acabada la sedación, y cumplido una lista de requisitos mínimos, igual a los necesarios en el alta de una Cirugía Mayor Ambulatoria (no dolor/dolor controlable con analgésicos orales, no náuseas/vómitos incontrolables, deambulación, no sangrado), el paciente será dado de alta, junto a las indicaciones por escrito del postoperatorio, y SIEMPRE ACOMPAÑADO DE UNA PERSONA RESPONSABLE.

La sedación permite realizar todos los procedimientos dentales y quirúrgicos en una sola sesión, ya que el nivel de confort y cuidados perioperatorios permiten realizar intervenciones largas y complejas sin las sensaciones negativas que suelen acompañarlas.

¿Tiene riesgos?

La sedación en clínica dental es una técnica con un alto nivel de seguridad, que aplicada por un personal experimentado y cualificado consigue minimizar los riesgos. El poder contar con un Médico Especialista en Anestesiología y Reanimación confiere un plus de seguridad tanto al paciente como al cirujano. En el caso de ocurrir cualquier eventualidad médica la presencia de un médico permite la  actuación  inmediata.

Estas cirugías quedan englobadas dentro de las CMA (Cirugía Mayor Ambulatoria y Cirugía Menor Ambulatoria), con lo que el paciente después de un tiempo de recuperación, será dado de alta, tras explicarle las indicaciones postoperatorias. Generalmente, tras una sedación se recomienda no realizar durante ese día ninguna tarea que requiera destreza o sea peligrosa.

SEDATIO office cuenta con los conocimientos y los materiales necesarios para resolver los problemas que podrían surgir durante su periodo perioperatorio: monitores, fármacos, desfibriladores, oxígeno.
NO SE EVITAN TODOS LOS RIESGOS, pero se hace todo lo posible para en el caso de que surjan, corregirlos.

¿Cómo puedo saber si necesito sedación?

En algunos casos es el mismo paciente el que la solicita la realización de su tratamiento dental bajo sedación consciente. En otros será el cirujano, igual que cuando va a operarse de una hernia o de un juanete, es el profesional el que decide si esa intervención requiere sedación.

Si usted duda sobre si podría requerir sedación, hay algunos test muy sencillos que le pueden orientar. Uno de ellos es el Test de CORAH. Pulse sobre este enlace Test de Corah y compruebe si es candidato a sedación.

Un test  mucho más completo lo hemos publicado en este post, http://www.sedatio.es/indicador-sedacion-dental/

Si tuviera cualquier duda confíe en su dentista o póngase en contacto con nosotros a traves del teléfono o del correo electrónico que figura en nuestra web.

¿Hay que firmar algún documento o consentimiento antes de la sedación?

Antes de la realización de cualquier tratamiento médico el paciente debe tener conocimiento de las razones del tratamiento, los riesgos que conlleva, así como de los beneficios y las alternativas si las hubiere. Estos son los cuatro pilares del Consentimiento Informado, que debe de firmar el paciente de forma personal, o el responsable legal.

Puede descargar el documento en este enlace consentimiento informado de sedación dental