Blog

Recomendaciones sedación dental en niños

Recomendaciones de SEDATIO® office e INDOLORA® en procedimientos dentales bajo sedación en pacientes pediátricos

Dentro de las sedaciones en clínicas dentales deberíamos diferenciar la sedación dental en niños y/o pacientes con discapacidad intelectual, de la del paciente adulto. Los requisitos y necesidades cambian notoriamente. Sería necesario realizar esta distinción, tal como hacen diferentes asociaciones americanas e inglesas para evitar excesos y defectos en los requerimientos mínimos.

Recientemente, en el 2016, la American Academy of Pediatric Dentistry junto con la American Academy of Pediatrics publicaron una actualización de su guía del año 2011.

La sedación de los niños es diferente de la sedación de adultos. La sedación en niños se administra a menudo para aliviar dolor y ansiedad, así como para modificar el comportamiento (por ejemplo, la inmovilidad) a fin de permitir la realización segura de un procedimiento.

Los estudios muestran una tasa baja pero persistente de riesgos potenciales, como:

  • apnea,
  • obstrucción de las vías respiratorias,
  • laringoespasmo,
  • aspiración pulmonar, (la guía hace un gran hincapié en los ayunos necesarios)
  • desaturación y otros,

Esto puede ocurrir incluso cuando la sedación se proporciona bajo la dirección de un experimentado equipo de especialistas.

Históricamente se refieren errores a la hora de rescatar de una situación adversa acontecida en un ámbito fuera de hospital por la carencia tanto de elementos como de habilidades para realizarlas. El mantenimiento de las habilidades necesarias para rescatar a un niño con apnea, laringoespasmo y / o obstrucción de las vías respiratorias incluyen:

  • Capacidad de abrir las vías respiratorias,
  • Aspiración de secreciones de succión,
  • Aplicar presión positiva de las vías respiratorias (CPAP),
  • Realizar ventilación bolsa-mascarilla
  • Inserción de una vía aérea oral, una vía nasofaríngea, una vía respiratoria o una máscara laríngea (LMA), y,
  • rara vez, realizar intubación traqueal.

Los objetivos de la sedación en el paciente pediátrico para el diagnóstico y los procedimientos terapéuticos son los siguientes:

  • proteger el paciente dándole seguridad y bienestar;
  • minimizar las molestias físicas y dolor;
  • controlar la ansiedad, minimizar el trauma psicológico,
  • maximizar el potencial de amnesia;
  • modificar el comportamiento y / o movimiento para permitir la terminación segura del procedimiento;
  • devolver al paciente a un estado de alta segura según unos criterios conocidos

Las complicaciones graves más comunes de la sedación implican el compromiso de la vía aérea o depresión respiratoria, que resultan de la obstrucción de las vías respiratorias, de hipoventilación, laringospasmo, hipoxemia y apnea. Otras complicaciones también pueden incluir aspiración de contenido gastrointestinal, vómitos y reacciones alérgicas. Por ello las instalaciones deben de estar provistas de todos los elementos necesarios para el tratamiento emergente de estas complicaciones, así como contar con personal instruido para la valoración tratamiento de esas complicaciones. Dentro de la monitorización, la capnografía pasa de  simplemente recomendada a necesaria en caso de sedaciones profundas y la mantiene como recomendada en sedaciones conscientes (sedación moderada). Las clínicas deben  de contar además de un protocolo de acceso inmediato a servicios de emergencia.

Coté CJ, Wilson S. Guidelines for Monitoring and Management of Pediatric Patients Before, During, and After Sedation for Diagnostic and Therapeutic Procedures: Update 2016. American Academy of Pediatric Dentistry, American Academy of Pediatrics. Pediatr Dent 2016;38(4):E13-E39.

Adjuntamos el documento de las recomendaciones en PDF.

Recomendaciones de SEDATIO-indolora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *