Nuestros Servicios

Sedación en Odontopediatría y Pacientes Especiales

Sedación en Odontopediatría y Pacientes Especiales

Pacientes que por su edad o patología necesitan un cuidado especial en el área odontológica. Habitualmente estos pacientes están deficientemente atendidos. No son muchas las  clínicas dotadas de material y personal que puedan desarrollar una sedación en odontopediatría de forma habitual, como cualquier otra actividad de su clínica. Sobre todo cuando el procedimiento oral que se realiza es más agresivo que una simple exploración, la única opción que tienen es realizar su proceso en un hospital, con las  incomodidades que ello conlleva sobre todo para el equipo quirúrgico, así como el incremento de costes.

La creación, dentro de la Clínica Plénido de Palencia de una UNIDAD QUIRURGICA DE TRATAMIENTOS ESPECIALES supone ser un referente a nivel de nuestra Comunidad en este tipo de tratamientos.
Por supuesto, esta unidad está creada con todos los estándares necesarios para asegurar la correcta realización del tratamiento.

En el año 2013 se abrió en Salamanca Cuidado Odontológico Infantil (COI), un Centro Odontológico dirigido por la Dra. Pilar Moreno, con dedicación única y exclusiva a los niños y discapacitados. Junto a su equipo hemos colaborado para crear un espacio cómodo y seguro, con todo el material necesario, para que los tratamientos de nuestros pacientes más especiales se desarrollen de la forma más satisfactoria.

Según la Sociedad Española de Odontopediatría, en las siguientes situaciones se requiere extremar las actuaciones, debiendo ser cautos y considerando la práctica de anestesia general o de procedimientos de sedación realizados por un anestesiólogo:

  • Neonatos, especialmente si son prematuros o ex-prematuros ya que son particularmente sensibles a los sedantes y a los efectos depresores respiratorio de los agentes sedantes.
  • Niños menores de 5 años de edad.
  • Niños con enfermedad cardiovascular.
  • Niños con insuficiencia renal.
  • Niños con insuficiencia hepática.
  • Niños sometidos a terapia anticonvulsiva.
  • Niños con enfermedad respiratoria severa.
  • Niños que presenten reflujo gastrointestinal.
  • Niños con los reflejos bulbares dañados.
  • Situaciones de emergencia.
  • Niños que reciban opiáceos u otros sedantes.
  • Niños que reciban drogas que potencien el efecto de los sedantes.

MATERIAL CON EL QUE CUENTA EL QUIROFANO

  • Instalación de gases (canalizaciones de O2, y balas con un volumen  de 2 m3, debido al alto requerimiento de los sistemas de ventilación espontánea de 2 a 5 veces el volumen corriente del paciente). Con bala de repuesto. Cilindro de N2O para aplicar protocolos de sedación con protóxido/O2.
  • Mezclador de gases anestésicos y vaporizador de sevofluorano
  • Material para realizar el manejo ventilatorio
    • Bolsas reservorios tipo Ambú
    • Sistema de ventilación manual (algún sistema Mapleson C y Jackson Rees)
    • Mascarillas faciales de diferentes tamaños
    • Mascarillas laríngeas anilladas de diferentes números
    • Tubos de Guedel de diferentes tamaños
    • Tubos endotraqueales de diferentes números
  • Desfibrilador semiautomático con reductor de potencia para niños menores de 8 años o de menos de 25 kg.
  • Monitor multiparamétrico con electrocardiografía, saturación de O2, tensión arterial incruenta (con manguitos de diferentes tamaños).
  • Monitor de índice biespectral (BIS).
  • Sistema de aspiración
  • Material de venoclisis.
  • Medicación anestésica y general.